LIDERAZGO | EQUIPOS EFECTIVOS | GESTION DEL CAMBIO | Coaching y facilitación Donostia y Gipuzkoa

Acelerar el proceso de aprendizaje: cómo avanzar del no saber al expertise

Escalera de aprendizaje | desarrollo personal y profesional

La capacidad de aprendizaje y la flexibilidad son claves, y posible fuente de ventaja competitiva en entornos cambiantes. De ellas depende la capacidad de dar respuestas efectivas (en forma, contenido y a tiempo) a los retos y oportunidades cambiantes del mercado.

Un aprendizaje que debemos favorecer en las empresas creando contextos formales e informales que ayuden a transitar desde los espacios de no saber a espacios de saber, espacios de generación de conocimiento que podamos aplicar en estos nuevos retos. Y líderes y responsables de equipos que apoyan en este viaje.

Un viaje que nos habla de la motivación, el conocimiento, la comprensión, la aplicación, y la validación de todas ellas.

Pero no sólo es responsabilidad de las empresas, a las personas, a nivel individual, es algo que nos debe ocupar (no sólo preocupar) pues de ello depende tanto nuestro desarrollo profesional (y personal) como nuestro bienestar en muchos casos.

En este contexto, nos surgen algunas preguntas clave…

¿Cómo es el proceso de aprendizaje que seguimos las personas y equipos?¿Cómo acelerar el proceso de aprendizaje?¿Cuáles son las alertas a lo largo del proceso?

.

Aunque estas preguntas dan para mucho… hoy te presento una herramienta o modelo mental, que nos puede ayudar a acercarnos y generar importantes conversaciones (y ahí es donde se genera el verdadero valor) para avanzar en el camino del aprendizaje, para acelerar el proceso de aprendizaje.

LA ESCALERA DEL APRENDIZAJE O MATRIZ DE COMPETENCIAS

La “Escalera del Aprendizaje” o “Matriz de Competencias” [1] nos muestra el proceso de aprendizaje o desarrollo de una habilidad a través de 4 etapas. Etapas que tienen diferentes niveles de consciencia y de competencia.

¿Cómo acelerar el proceso de desarrollo, las etapas que  transitamos mientras avanzamos del no saber al saber o expertise? La escalera del aprendizaje nos invita a embarcarnos en un viaje que comienza en el despertar de la mente y la toma de consciencia de la complejidad del tema y de nuestra Incompetencia Inconsciente. No será hasta la fase de Aplicación, cuando haciendo un uso conscientes de lo que sabemos podremos generar impacto, para en la fase final de Encarnación, transformar el conocimiento en sabiduría, y por tanto, parte de nosotros mismos. Para acelerar el proceso de aprendizaje y evitar el estancamiento, la humildad, la curiosidad y el cuestionamiento constante son las mejores compañeras de viaje, las mejores estrategias.

A continuación te presento cada fase y algunos aprendizajes que en mi propio camino personal y a través del acompañamiento a personas y equipos.

Tener en cuenta en qué punto estamos y de qué manera podemos potenciar el aprendizaje y el avance a lo largo de la escalera, nos es de utilidad a todos de manera particular, y a quienes tienen la responsabilidad de liderar personas, equipos y/o proyectos, les puede ayudar para saber de qué manera apoyar en su desarrollo a los miembros de su equipo.

.


Podemos tener algunas nociones pero estamos lejos de poder aplicarlas de manera efectiva, pues nos falta conocimiento y experiencia. Pero como de no saber nada a saber algo nos genera una falsa sensación de confianza….

¡Valiente es la ignorancia!

… podemos caer en el error de sobreestimar nuestros conocimientos y habilidades. Actitud que a su vez nos puede llevar a no escuchar ni reconocer la habilidad en otros.

Este sesgo cognitivo, o el efecto Dunning-Kruger, puede tener graves efectos, dado que la falta de conocimiento ni conciencia de que «no sabemos lo que no sabemos», nos lleva a la no responsabilidad de nuestros actos. No tanto porque no nos importe, sino porque no nos damos cuenta ni de lo que podemos estar originando.

Es decir, no es sólo que no sepamos hacer algo correctamente porque desconozcamos la técnica, las herramientas, las dinámicas, los conceptos,… sino que además, desconocemos incluso lo que estamos originando.

Para superar esta primera etapa sin generar efectos indeseados:

  • Humildad y bajar a tierra (esos primeros conocimientos nos dan titulares pero no el desarrollo ni la capacidad de aplicación real en casos reales y específicos)
  • Activar la curiosidad como motor motivador positivo.
  • Formación, formal o informal… pero no hay mejor antídoto que seguir aprendiendo para superar esta fase.
El ojo sólo ve lo que la mente está preparada para comprender  ¿Cómo acelerar el proceso de desarrollo, las etapas que  transitamos mientras avanzamos del no saber al saber o expertise? La escalera del aprendizaje nos invita a embarcarnos en un viaje que comienza en el despertar de la mente y la toma de consciencia de la complejidad del tema y de nuestra Incompetencia Inconsciente. No será hasta la fase de Aplicación, cuando haciendo un uso conscientes de lo que sabemos podremos generar impacto, para en la fase final de Encarnación, transformar el conocimiento en sabiduría, y por tanto, parte de nosotros mismos. Para acelerar el proceso de aprendizaje y evitar el estancamiento, la humildad, la curiosidad y el cuestionamiento constante son las mejores compañeras de viaje, las mejores estrategias.

Nota: todos tenemos algún área en esta fase. Por ejemplo, un técnico brillante con carencias en las relaciones interpersonales, cualquiera que empieza con un nuevo proceso, técnica o tecnología, la persona que pasa de ser miembro de equipo a jefe de proyecto,…

Más allá del impacto en la empresa o en el entorno, muchas de estas situaciones generan algún tipo de reto (algo nuevo o diferente que hacer) y desafío personal (en eso nuevo o diferente hay algo que nos cueste más… y ese más puede ser diferente para ti y para mí) para las personas involucradas.

No son ajenos a la situación… lo están viviendo…. Y aunque no entiendan el por qué, muchas veces tienen la confusa experiencia. ¿Cómo podríamos abrir una conversación donde llegar a conocer cómo está viviendo esa situación mientras aumentamos el nivel de consciencia y responsabilidad por acción u omisión en esa circunstancia? Pista: Aparquemos juicios, culpas, pensar que conocemos toda la verdad,… y activemos escucha, pregunta y empatía. Buscar entender al otro para que también nos puedan entender.

.


Empezamos a tomar consciencia de la complejidad asociada al tema. Todavía no dominamos, ni de lejos, la materia, pero sabemos que hay, además de lo que conocemos, áreas importantes que desconocemos. Sabemos que no sabemos, no sabemos qué hacer con ello, pero tenemos en nuestro mapa mental un despliegue amplio.

En esta fase, el problema no es tanto la osadía, sino que al contrario de la fase anterior, y dado que tomamos consciencia de todo lo que nos falta, nos empequeñezcamos, y podemos no aprovechar el potencial de todo lo que con lo que vamos sabiendo, somos capaces de empezar a hacer.

Humildad y hacernos pequeño no es lo mismo. El primero es puerta de oportunidades, el segundo nos bloquea.

Es una etapa importante y que es necesaria transitar, que es posible acelerar y disfrutar si lo conectamos con la curiosidad innata que vive en todos nosotros, y que con formación y capacitación vamos superando.

Nota: Tanto para nosotros como para personas que podamos tener en el equipo, es importante tener en cuenta que si en la etapa anterior lo importante era tomar consciencia de «que no se sabe», aquí es importante dar confianza sobre lo que sí se sabe. Vuelvo a repetir, humildad y hacernos pequeño no es lo mismo. Y podemos ejercer influencia para que la balanza se incline hacia el segundo.

Poner en valor el proceso, y los conocimientos que se van adquiriendo, dando opciones a aplicar, con la supervisión necesaria, o teniendo acceso a personas o fuentes de información que le puedan servir de guía para seguir con su formación es una excelente forma de avanzar.

Retar pero mostrando que tiene red de seguridad.

.


Somos conscientes de lo que sabemos (y lo que no) y actuamos de acuerdo a ello. Es la etapa en la que podemos sacar chispas a nuestro conocimiento y capacidad de generar impacto a través del mismo. A medida que aplicamos todo lo aprendido, surgen nuevas preguntas. Preguntas que a su vez podemos tratar de responder. En esta fase es donde descubres tu propia versión de la verdad.

Una idea importante: el aprendizaje tiene una parte individual (cómo integro y soy capaz de aplicar ese conocimiento) y una parte colectiva (cómo somos capaces de construir, a partir del conocimiento que cada uno tenemos, nuevo conocimiento). Generar espacios nutritivos donde personas con alto conocimiento interactúen, se cuestionen a la par que se reten y apoyen… hasta el infinito y más allá 😉

Las comunidades de prácticas o los espacios de enriquecimiento de proyectos pueden ser dos ejemplos concretos que generan impacto en las personas y en la organización.

Nota: Cuando nos movemos en terrenos de conocimiento muy amplio, podemos caer en el peligro de dilatar, manteniéndonos en la fase de “estudiante” la entrada en esta fase (síndrome del impostor). Así, aunque estemos en situación de poder aplicar y generar impacto con nuestro conocimiento, no queremos asumir la responsabilidad que el propio conocimiento genera.  

Otro posible peligro de esta fase es aferramos al conocimiento que ya tenemos y no a la necesidad de dar una respuesta válida a un entorno en constante cambio. En el momento que dejamos de cuestionarnos lo que sabemos, entendiendo que la realidad y el propio conocimiento son algo vivo y en constante evolución, caemos en el riesgo de volver a la incompetencia inconsciente. ¿Hay acaso algo más peligroso que seguir haciendo lo mismo en un mundo en constante cambio?

.


INTUICION - es eso que sabes, que no sabes que sabes, pero sabes que lo sabes, esa que tanto me conoce, y tantos buenos consejos me da  ¿Cómo acelerar el proceso de desarrollo, las etapas que  transitamos mientras avanzamos del no saber al saber o expertise? La escalera del aprendizaje nos invita a embarcarnos en un viaje que comienza en el despertar de la mente y la toma de consciencia de la complejidad del tema y de nuestra Incompetencia Inconsciente. No será hasta la fase de Aplicación, cuando haciendo un uso conscientes de lo que sabemos podremos generar impacto, para en la fase final de Encarnación, transformar el conocimiento en sabiduría, y por tanto, parte de nosotros mismos. Para acelerar el proceso de aprendizaje y evitar el estancamiento, la humildad, la curiosidad y el cuestionamiento constante son las mejores compañeras de viaje, las mejores estrategias.

Es la fase de dominio, cuando el conocimiento se vuelve sabiduría, cuando podemos ejecutar sin pensar. Lo has interiorizado y es parte de ti, al punto que no eres consciente de por qué sabes lo que sabes.

A veces se manifiesta como ese instinto que te dice lo que hay que hacer en un momento dado… aunque no puedas argumentar en qué te basas exactamente. Es ese instinto basado en un conocimiento profundo de la materia.

Nota: Cuando no somos capaces de circunscribir al expertise de la persona esa intuición y capacidad de respuesta, y por “efecto halo” caer en la tentación de aplicarlo en otras áreas, sin darnos cuenta hemos caído en el terreno de la incompetencia inconsciente, donde la falta de humildad nos puede llevar a asumir riesgos que no somos capaces de detectar.

.

HUMILDAD, CURIOSIDAD Y CUESTIONAMIENTO CONSTANTE = ACELERAR EL APRENDIZAJE

De lo dicho anteriormente, se concluye que las mejores compañeras de viaje para acelerar el proceso de aprendizaje y evitar el estancamiento son la humildad, la curiosidad y el cuestionamiento constante.

Compañeras de viaje que nos permiten avanzar de manera efectiva a través de 4 fases que van alumbrando los claroscuros del mapa conceptual. Compañeras de viaje que nos retarán y apoyarán a partes iguales, nos invitarán a cuestionar, desaprender y sostener la incomodidad que todo proceso de aprendizaje y desarrollo implica.

Soltar lo viejo y conocido para adentrarnos en las nuevas oportunidades que vienen de la mano de las nuevas habilidades y competencias desarrolladas.

Y, ¿cómo podemos como líderes o responsables de equipo, favorecer el avance efectivo a lo largo del proceso de aprendizaje y generación de conocimiento de nuestro equipo?

Estando presentes, cuestionando, retando, apoyando, ayudando a conectar ideas, aclarando marcos,… es decir, utilizando éste modelo para entender el proceso por el que están transitando las personas y las necesidades que en cada momento pueden tener.


[1] Aunque la autoría se le atribuye a Abraham Maslow, en el artículo “Teaching for Learning”, publicado por Martin M. Broadwell en The Gospel Guardian en 1969 ,se señalaban por primera vez las distintas fases del aprendizaje, y fue Noel Burch, uno de sus seguidores, quien la desarrolló.


Olaia Agirre | OAZ Coaching para el cambio

¿Hablamos?

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.